Psicomotricidad fina, toma conciencia de su importancia

En Kili-Kolo es una de las actividades cotidianas el fomento del desarrollo de la psicomotricidad fina. Desde la guardería trabajamos dando forma a sus manitas, y adermás les encantan los retos que les proponemos. Si quieres conocer más acerca de este tema sigue leyendo nuestra pequeña reseña.

bebe-estimulacion-psicomotricidad

La psicomotricidad fina es la que se trabaja por medio de actividades que se realizan con las manos, desarrolla los procesos donde se requiere precisión y coordinación para hacer diferentes ejercicios. Es importante trabajarla desde temprana edad.

Este mecanismo está muy vinculado a la evolución de la inteligencia y comienza entre los meses 0 y 2, teniendo presente el “reflejo prensil” (al ponerle el dedo en la palma de la mano el niñ@ cerrará el puño).

En la psicomotricidad fina se coordina el movimiento de diferentes partes del cuerpo.

Los bebés irán pasando por diferentes etapas en sus habilidades motrices:

  • Descubrir sus manos
  • Desarrollar coordinación óculo-manual
  • Conseguir alcanzar objetos con las manos (este es el máximo nivel de alcance)
  • Empezar a llevarse objetos a la boca
  • Comenzar a utilizar sus dedos en forma de pinza

Antes de llegar a los 3 años alcanzarán pequeñas metas o logros, los cuales les ayudarán a tener seguridad para realizar otras actividades, como puede ser coger un lápiz, insertar piezas en pequeñas ranuras, hacer torres con cubos o piezas,

manipular páginas de libros, pegar y despegar gometxas, utilizar pinzas, manipular diferentes texturas.

Little baby girl playing with teething toy